La serpiente de cascabel diamantada, sujeta a protección especial en Tamaulipas

Por Carlos Andrade | Noticiaspc.com.mx

Reynosa, Tamps.- La serpiente de cascabel diamantada (Crotalus atrox), es una de las serpientes de cascabel más grandes ya que en promedio mide 1.70 metros, aunque no son raros los ejemplares con más de 2 metros,  en comparación con el tamaño del humano (1.70 metros) con respecto al largo de la serpiente, la forma de su cabeza es triangular que puede distinguirse fácilmente del resto de su cuerpo, tiene un par de líneas laterales claras en diagonal por delante y detrás del ojo. El color del dorso es gris o café rojizo con manchas dorsales café en forma de diamante bordeados con una hilera de escamas obscuras, estas manchas son particularmente simétricas en la parte media del cuerpo.

Las escamas tienen manchitas o puntos negros que dan la apariencia de estar sucia. La parte final de su cola es más clara y tiene de dos a ocho manchas negras alternadas con blancas en forma de anillos antes del cascabel. El color del vientre es amarillo claro.

Es de hábitos crepusculares y nocturnos, aunque en los meses más calurosos es preferentemente nocturna. Está activa principalmente durante los meses de abril a octubre, desplazándose en promedio 51 metros por día. Los machos de esta especie son territoriales por lo que; se ha estimado un rango hogareño de 5.42 hectáreas. En temporada reproductiva combaten elevando la parte anterior de su cuerpo lo más que pueden, en ocasiones «trenzando» su cuerpo al del otro macho. C. Atrox forma agregaciones de entre 100 y 200 individuos para pasar el invierno en cuevas, ya que hay que recordar que son ectodermos y dependen de factores externos para mantener su temperatura corporal, algunas serpientes se mueven hasta 3.5 kilómetros en estas migraciones invernales.

A diferencia de otras serpientes, esta no pone huevos, sino que las crías nacen directamente de la madre y en poco tiempo están listas para iniciar una vida independiente, la reproducción es anual y tiene de 19 a 36 crías por camada (2-7 en Arizona), las cuales nacen midiendo unos 27 centímetros. Los nacimientos ocurren entre agosto e inicios de septiembre, la madurez sexual la alcanzan al tercer año de vida; probablemente lleguen a vivir hasta 15 años.

Su alimentación está conformada por la ingesta de mamíferos pequeños como ratones, ratas, ardillas, conejos, liebres, aves y en ocasiones pequeñas lagartijas.

La distribución geográfica es en los Estados Unidos y México, donde para México se pueden encontrar en Aguascalientes, Baja california, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas.

Debido a que se encuentra en una amplia distribución en si el hábitat pude ser desde pastizales, matorrales xerófilos, bosques de coníferas hasta en las selvas bajas. Se tiene documentado individuos a nivel del mar y hasta los 2440 metros.

La Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2001 la cataloga como especie sujeta a protección especial (Pr). El principal peligro que enfrenta esta especie al igual que muchas de las serpientes de cascabel son la destrucción y modificación del hábitat. Adicionalmente se enfrenta a la matanza producida por los humanos, ya que esta acción es lo primero que las personas hacen al encontrarse en el campo con una de estas serpientes. Por otro lado, el comercio ilegal para utilizar su piel, constituye una presión adicional para la especie y en menor grado el uso de este reptil para el consumo humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¿Sabías que este contenido esta protegido por www.noticiaspc.com.mx?