Por Agustin Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx

Altamira, Tamps.- Para el Alcalde de Altamira, Armando Martínez Manríquez y su esposa Rossy Luque de Martínez, Presidenta del Sistema DIF Altamira tienen claro que estar en la oficina y distanciados de la ciudadanía los aleja de conocer los problemas sociales así como también el potencial de talento humano que existe en la ciudad.

Hace unos días en las acciones que realiza el edil conjuntamente con su esposa en la urbe industrial encontraron a una joven talentosa que pinta su segundo mural en barda propiedad de su abuelo en la colonia Jazmín de la zona Miramar.

Martínez y Luque quedaron fascinados al contemplar el avanza de la obra artística que consideraron una manifestación de arte urbana donde se resalta el talento “escondido” que tiene Altamira; ahí, habrían invitado a participar a la joven de nombre Zaddy Méndez de 21 años para que pinte murales en la casa de la cultura y en los recién reaperturados Tamules que son administrado por el Sistema DIF Altamira.

“Si nos encerramos en la oficina no los vamos a encontrar (jóvenes) por eso andamos aquí, caminando con la gente, hemos andado aquí, y nos hemos encontrado aquí con la estudiante”, expreso el alcalde.

Asimismo, agrego que lugares como la Casa de la Cultura y los Tamules, son lugares donde se necesita “este es el tipo de gente en estos espacios que compartan su habilidad con otras personas”.

Por otra parte, Luque de Martínez con un semblante de emoción agregó que “en Altamira hay mucho talento nada más falta impulsarlo, encontrarlo y apoyarlo para que desarrollen su arte”.

Posteriormente, el alcalde no descartó la posibilidad en emprender acciones de murales en la ciudad para que jóvenes expresen su talento pues prueba de ello, recalcaría que “ya encontramos quien nos ayude hacer murales, a dibujar; en los Tamaules, nos puede ayudar a enseñarle a los niños a dibujar, es un arte, que se trae nato, no hay estudios de pintura de nada, simplemente lo traes, como quien toca un instrumento de oído, y que nace y está tocando”.

En este sentido, Zaddy Méndez, dijo ser egresada de CONALEP como técnica en química industrial tener una fuerte pasión por la pintura que lo hace por gusto y reconoce que trabajar un dibujo en escala es un poco complicado, pero finalmente se pone alegre cuando ve su resultado final.

“Tengo el gusto de pintar, y como mi abuelito de nombre Rodrigo Cobos va a la casa a visitarme (Carmen Romano en Tampico), le gustó mucho y me dijo que quería uno en su casa (Colonia Jazmín), y dije a bueno”, dijo.

En el sentido, de la invitación que le hiciera Martínez Manríquez, preciso que “el presidente, me pregunto que si quería hacer murales en la casa de la cultura o enseñarles a niños”. Y no descarto la posibilidad de tomarle la palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *