Thiany Rodríguez | Noticiaspc.com.mx

Caracas.- El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (CEOFANB), Remigio Ceballos, supervisó las instalaciones y aseguró que tendrá capacidad para 900 pacientes. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) acomete la instalación de un hospital de campaña militar en el Poliedro de Caracas, el recinto más grande de la capital venezolana para eventos y espectáculos, ahora dispuesto en la atención de pacientes infectados con Covid19, el lugar se ubica a pocos kilómetros del mayor complejo militar del país, Fuerte Tiuna.

Este lunes, 27 de julio, el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (CEOFANB), Remigio Ceballos, supervisó las instalaciones del conocido “coso de La Rinconada” y aseveró que tendrá una capacidad para 900 personas, con miras a una mayor ampliación.

Especificó además que en el área de triaje van a ser atendidos los pacientes asintomáticos, quienes luego pasarán a la realización de las pruebas; “en la parte interna y externa del espacio, se podrán albergar 600 y 300 pacientes que serán atendidos bajo estrictos controles sanitarios”, apuntó el alto funcionario. Unas 82 brigadas logísticas del ejército y el hospital militar, José Vicente Salías de Caracas, “estarán prestas para garantizar la salud del pueblo”, agregó Ceballos.

El pasado 15 de julio, el mandatario nacional ordenó emplazar hospitales militares para atender a los pacientes con coronavirus en la ciudad capital, ante la escalada de contagios registrado en las últimas semanas. Caracas y Miranda hasta este lunes lideran la lista de las regiones del país con más números de casos.

“Ordené habilitar hospitales militares en el Poliedro de Caracas por el alto brote en la capital”,  expresó Maduro. Las primeras imágenes del lugar acondicionado para atender a pacientes asintomáticos fueron compartidas ya en redes sociales, se muestra el recinto y se describe la adaptación de 300 cubículos de 2×3 metros.

Maduro también ha pedido aumentar el control en las fronteras terrestres con Colombia y Brasil,  ante el incremento de casos del COVID-19. Hasta el lunes 22 de julio, 1.137 personas fueron detenidas por intentar ingresar ilegalmente al territorio nacional y violar los controles sanitarios.

El comandante Ceballos, comunicó que se han inspeccionado 97 trochas (pasos ilegales) en algunos sitios potenciales y que se está ejerciendo máxima vigilancia. Dijo que se han destruido 21 pasos ilegales, de los cuales 19 son vehiculares y 2 peatonales, igualmente un puente clandestino, ubicado en el municipio García de Hevia, estado Táchira, que era empleado para cometer delitos transfronterizos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *