Agustin Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx
Grupo PEÑA-CRUZ

Altamira, Tamps.- Eduardo (Lalo) Pérez Hernández, quien fuera director de Obras Públicas en la administración de Genaro De la Portilla Narváez (2002-2004), hoy candidato a la presidencia municipal de Altamira por el Partido Movimiento Ciudadano, asegura que la aplicación del recurso en obra pública no ha sido superada en ningún trienio después de la sucesión y que muy a pesar de tener poco presupuesto anual en comparación con el actual, las obras se realizaron con mayor resonancia y que durante el cargo como servidor público aprendió cómo hacer para destinar los recursos.

Lalo Pérez afirmó que en el esquema que trae no es el mejor pero sabe que hacer y a donde va. “Sé lo que tenemos que hacer para que Altamira tenga un cambio real, yo no voy a llegar a pintarme las cejas ni hacerme peinaditos, sé que lo que tengo que hacer, a ponerme a trabajar, son dos años nada más y en mi esquema tengo es obra pública, el 50% del presupuesto será obra pública”.

Con un 20 por ciento del costo menos que ellos (otros candidatos) puedan prometer, es más del costo que hay en obra pública le voy a bajar entre un 15 y 20 por ciento, ¿el cómo?, yo sé que hay que hacer, dice.

En entrevista para Peña-Cruz, se le preguntó ¿Hacia dónde va Lalo Pérez?, -respondió: “Voy para que Altamira tenga realmente una decisión, la población pueda decidir, ya basta de raterías y cochupos(sic), de moches, basta de huevonear, hay que ponernos a trabajar, es tiempo”.

Reconoció que dentro de las campañas siempre se ha usado la palabra cambio pero la reversa también es cambio, eso sucedió con el PAN hace varios años con Vicente Fox, hicimos un cambio y fue reversa.

Para Pérez “esto no es de proyectos ni de ideales ni de proyecciones ni de que haremos ni de maravillosidades(sic) ni de hermosidades(sic), no es nada de eso(…) Debemos de demostrar a la gente de Altamira lo que uno trae, no quiero dibujar una maqueta y decir que voy a construir un nuevo Altamira o vamos todos; no, no yo quiero llegar hacer las cosas”.

Quien también fuera operador político del Partido de las tres franjas, sentenció: “Creo que hay políticos que llegan con la intensión de mejorar la ciudad pero como llegan comprometidos con medio mundo al final los van jalando los compromisos y si llegan con una campaña costosísima pues tienen que pagar la campaña, tienen que ir definiendo todos los compromisos de gran manera como ellos pueda y eso hace que lo que se proyectó no se cumpla. Cuantas maquetas hemos visto nuevas, que pondrán que le quitaran, es pura mentira”.

La campaña que lleva el candidato ciudadano por el partido Naranja es “algo muy social, del trabajo y esquema social para apoyar a todas las madres de familia de Altamira con ese 20 por ciento que le voy a descontar de la obra de cochupos(sic), con eso voy a fortalecer a las familias”, aseguró.

Cuando fue director de obras públicas en la administración de Genero De la Portilla (2002-2004), ¿Había cochupos(sic)?, -se le cuestionó-. “Teníamos un presupuesto de 250 millones pesos al año, hoy tiene 800 millones y con 250 millones de pesos al año hicimos mucho más obra que de la que hay ahorita, claro que el material cuesta lo mismo y la mano de obra sigue costando lo mismo”.

-Se le insistió- ¿Había cochupos(sic)?, La pregunta es que tú generes de obra, me explico, dice.

¿O sea si había pero también resultados?, replicó este reportero. “Creo que si había tendrías que preguntarle a Genaro, yo no estaba en ese esquema(…) pero a lo que te refiero que la cantidad de obra que hicimos cuando fui director de obras públicas fue el 50 por ciento del presupuesto del municipio y se hizo una gran cantidad de obras impresionante, y actualmente no hay ningún trienio que la compare, lo de cesar lo que es del cesar y lo que es de dios lo que es de dios, hay que reconocer a quien lo haya hecho”. Teníamos un líder en aquel entonces que sabía trabajar, que tenía experiencia y ahí están las cosas y en esta ocasión tengo que seguir esa línea de trabajo que el dinero sea cuidado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *