César Cepeda – Imelda García | Grupo PEÑA-CRUZ

Ciudad de México, D.F.- La investigación ministerial por la muerte de 3 normalistas y la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa llevó ayer a la captura en la delegación de Iztapalapa del exedil de Iguala, José Luis Abarca, prófugo desde hace un mes, junto con su esposa María de los Ángeles Pineda.

El exalcalde de Iguala y su esposa son señalados como los autores intelectuales de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrida la noche del 26 de septiembre.

El operativo para la detención del matrimonio Abarca –conocido como la pareja imperial de Iguala- fue encabezado por elementos de la Policía Federal en esta delegación considerada bastión del perredismo en la Ciudad de México.

Las declaraciones que rindan en la SEIDO Abarca y su mujer serán claves para saber el destino de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.

Pero también lo que diga el exalcalde de Iguala y su esposa será fundamental para deslindar responsabilidades entre los exfuncionarios del estado de Guerrero que incurrieron en omisión sobre la infiltración del crimen organizado en el municipio de Iguala.

El exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, es el exfuncionario de mayor nivel que está bajo sospecha por los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre en el municipio de Iguala.

El perredista –quien tuvo que pedir licencia hace dos semanas a su cargo- ha asegurado que desconocía la colusión entre el exalcalde de Iguala y su esposa con el grupo delictivo de Los Guerreros Unidos, que han sido señalados como los autores materiales del ataque a los normalistas.

También Aguirre ha sido puesto en evidencia por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien aseguró que le pidió que no dejara ir al entonces presidente municipal de Iguala que ayer finalmente fue aprehendido.

De acuerdo al informe de la comisión especial de los diputados, Aguirre incurrió en omisiones en la investigación por la desaparición de los estudiantes normalistas desaparecidos desde hace más de un mes.

La investigación de la PGR implica también al exsecretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores, quien se encuentra prófugo desde hace un mes.

El otro exfuncionario de Guerrero que está en capilla –tras la detención del edil guerrerense- es Jesús Martínez Garnelo.

El exsecretario de Gobernación de Guerrero -destituido hace dos días por el nuevo gobernador Rogelio Ortega Martínez- se comunicó vía telefónica con José Luis Abarca un día antes de que este solicitara licencia y huyera de Iguala junto con su mujer.

El exprocurador de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco, también está bajo sospecha por la investigación de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

La semana pasada Blanco declaró como testigo en la SEIDO para responder sobre algunos señalamientos que se han ventilado en su contra en las declaraciones que han rendido los integrantes del grupo delictivo de Los Guerreros Unidos.

Desde hace dos semanas la PGR interroga como parte de la investigación de los estudiantes desaparecidos al líder del grupo Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, quien ha implicado con sus testimonios a funcionarios de Iguala y del estado de Guerrero.

La noche del lunes Blanco fue separado de su cargo por el nuevo mandatario de Guerrero.

Junto con Blanco, la semana pasada Leonardo Octavio Vázquez Pérez, exsecretario de Seguridad Pública de Guerrero, declaró en la SEIDO en calidad de testigo.

La investigación ha arrojado acusaciones de los familiares de los estudiantes desaparecidos de que la Policía Estatal de Guerrero, a pesar de que estuvo enterada de los movimientos de los alumnos, no intervino la noche en que la Policía Municipal de Iguala atacó a los estudiantes para entregarlos presuntamente al grupo de Los Guerreros Unidos.

La captura de Abarca y de su esposa se realizó gracias a dos operativos simultáneos que llevó a cabo la Policía Federal en viviendas ubicadas en sectores populares de la delegación Iztapalapa.

La investigación de la PGR ha establecido que José Luis Abarca recibía dinero del cártel de los Los Guerreros Unidos para poder operar en la zona de Iguala.

Por su parte la esposa de Abarca ha sido señalada por los detenidos del grupo delictivo Los Guerreros Unidos como la principal operadora de este cártel vinculado con los Beltrán Leyva.

La expresidenta del DIF de Iguala es hermana de dos operadores financieros del cártel de los Beltrán Leyva, ya fallecidos, y de uno más señalado como líder de este grupo delictivo.

LOS DETIENEN SIN OPONER RESISTENCIA

La detención de la pareja ocurrió a las 2 y media de la mañana, según informaron las autoridades federales.

La pareja no opuso resistencia y no fue necesario el uso de la fuerza ni de las armas por parte de los elementos federales.

El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer también la detención de Noemí Berumen Rodríguez, quien enfrentará cargos por el delito de encubrimiento.

Berumen Rodríguez ayudaba presuntamente al matrimonio Abarca a refugiarse en una de las casas localizadas en la delegación de Iztapalapa.

En el transcurso de la mañana trascendió que la detención se realizó en la delegación de Iztapalapa, en el pueblo de Santa María Aztahuacán, en una pequeña vivienda ubicada en la calle Jalisco.

En un recorrido realizado por el interior de esta casa de dos pisos se encontró pertenencias presuntamente de Noemí Berumen Rodríguez como libros, Cds, una televisión, además de comida instantánea y veladoras prendidas.

La cama estaba sin tender y había una colchoneta en el piso.

La propiedad no tenía resguardo policiaco, lo que aprovechó un supuesto familiar de la propietaria para entrar a la vivienda para sacar a un grupo de perros de compañía que estaban encerrados en una de las habitaciones.

Vecinos de este barrio entrevistados aseguraron no haber visto ni al exedil de Iguala ni a su esposa María de los Ángeles en esta casa habitación que  siempre estaba vacía.

“Nunca los vimos entrar ni tampoco salir”, aseguró una de las vecinas.

La casa pertenecía a una mujer conocida como “La Zapatera”, que tras su muerte se la dejó a una de sus nietas que a veces rentaba el inmueble.

“Desde que se murió la señora la casa está sola”.

Los vecinos aseguraron no haber escuchado nada extraño la madrugada de ayer durante el operativo que habría montado la Policía Federal. Lo que sí comentaron fue que están preocupados por la mala imagen que pudiera traer para la colonia este tipo de acontecimientos.

“No queremos que nos conozca como un nido de criminales”, se quejó una de las mujeres.

“Tenemos problemas aquí como en todas partes, pero este tipo de cosas nos perjudica”.

Muy cerca de ahí la madrugada de ayer la Policía Federal realizó de manera simultánea otro operativo en una casa ubicada en el número 50 de la calle Privada Cedro, en la colonia Tenorio, en la delegación Iztapalapa, para capturar al exalcalde de Iguala y su esposa.

En la rueda de prensa, el procurador Jesús Murillo Karam no aclaró en cuál de las dos casas se realizó la aprehensión del exedil de Iguala y de su mujer María de los Ángeles Pineda.

Sin embargo, por la noche circuló la versión que la aprehensión de la pareja imperial habría sido en la casa de Privada Cedro.

DIPUTADOS POLITIZAN EL CASO

En poco más de una hora, la Cámara de Diputados desahogó el debate del Informe sobre la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, y politizó el tema achacando responsabilidades a diferentes órdenes de Gobierno.

“Se cometieron garrafales errores, como el de no actuar puntualmente como lo establecen los protocolos internacionales de organismos de derechos humanos, pues en casos de este tipo, es vital la actuación de la autoridad en las primeras 72 horas”
Guillermo Anaya
PAN

“Ante los hechos que han sido narrados una y otra vez por diferentes autoridades, queda claro que existe una fuerte complicidad del poder con lo sucedido en Ayotzinapa y como siempre los grupos vulnerables son los que reciben la peor parte”
Ricardo Mejía Berdeja
Movimiento Ciudadano

“Sí apareció ya el criminal Abarca, saliendo ya de su madriguera en Iztapalapa, y coincidentemente en Iztapalapa, y también y ojalá no se asusten, gobernada por Jesús Valencia, que por cierto es gente de Marcelo Ebrard”
Leobardo Alcalá
PRI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *