Staff | Noticiaspc.com.mx

::: Grupo PEÑA-CRUZ :::

Ciudad de México, D.F.-  Con la oferta de respaldar “institucionalmente” a quien resulte gobernador interino en Guerrero, el presidente Enrique Peña Nieto abordó por primera vez la solicitud de licencia de Ángel Aguirre Rivero desde que la tarde de ayer anunció que dejaba el cargo en esa entidad.

La declaración marcó distancia de la designación que históricamente han influenciado los presidentes, atribuyendo al congreso local guerrerense la decisión de quién sustituirá al perredista Ángel Aguirre Rivero.

El pronunciamiento presidencial se planteó durante el acto de clausura de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol), donde destacó la relevancia de las legislaturas locales, para luego referirse al caso de Guerrero.

“Desde aquí, hoy, quiero decir que el Gobierno de la República respaldará institucionalmente a la persona que definan los diputados locales como titular del (poder) ejecutivo estatal.

“También quiero comprometer que trabajaremos con su administración para asegurar las condiciones de orden, de seguridad y desarrollo para todos los guerrerenses”, dijo.

ELOGIA A LAS FUERZAS ARMADAS

La agenda del primer mandatario, había incluido únicamente su participación en el acto de clausura de la reunión de la Copecol. La noche del jueves la Presidencia de la República incluyó otro acto en el que Peña Nieto entregaría “menciones honoríficas” a miembros del Ejército y Fuerzas Área y Armada.

A través de la jornada, Peña Nieto hizo amplias menciones relativas al Estado de Derecho y las condiciones de seguridad en el país.

“Nuestro reto, el reto común, es redoblar esfuerzos para acelerar el desarrollo y asegurar que el Estado de Derecho impere en todo el territorio nacional, que la ley se cumpla y se aplique sin distinciones ni privilegios en todos los estados y en todas las comunidades de México”, dijo ante la Copecol sin aludir directamente a los hechos de Iguala, aunque justo después de abordar la designación del nuevo gobernador de Guerrero.

Más tarde, ante las Fuerzas Armadas, subrayó la labor que realizan en materia de seguridad pública, calificando su desempeño como acciones de patriotismo, lealtad, profesionalismo, temple, disciplina y respeto a los derechos humanos.

“Los mexicanos estamos muy orgullosos de contar con fuerzas armadas eficaces y profesionales, así lo demuestran ustedes en su diaria labor defendiendo la integridad, la independencia y soberanía de la nación”, les expresó a los soldados.

En el acto no hubo referencias directas a la masacre de Tlatlaya ocurrida en junio, ni a los hechos de Iguala, del 26 de septiembre, los dos hechos de sangre que han conmocionado al país en los últimos meses, en los que tuvieron participación elementos militares.

No obstante, el secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos Gaytán, expuso que los militares que no respeten derechos humanos serán sometidos a juicio, pero previniendo que éste será justo y que los implicados en procesos por acciones de servicio, recibirán un trato digno.

En el mismo sentido, el titular de Marina, Francisco Vidal Soberón, conminó a la Armada a actuar con respeto a los derechos humanos y conducirse con sujeción a la ley.

El pronunciamiento sobre la justicia militar, es la primera referencia al asunto del titular de la Defensa, luego de que, tras la detención de 25 militares y la sujeción a proceso de ocho por la masacre de Tlatlaya, un movimiento denominado #yosoy26, marchó exigiendo procesos justos el pasado 11 de octubre.

En esa ocasión, a través de radiogramas y comunicaciones verbales, se prohibió a los militares participar en el movimiento –considerado como el primer brote de inconformidad en sus filas–, recordándoles que podrían incurrir en un delito conforme a las leyes militares y sugiriendo que tampoco participaran los familiares.

#Proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *