Por Agustín Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx

Altamira, Tamps. Durante la evaluación de indicadores de la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema DIF Municipal de Altamira, la delegada de dicho organismo, Francisca Arteaga Hernández dio a conocer que presentan un 40% de los casos que han recibido sobre violencia en sus diferentes modalidades sobre más de mil casos de denuncias presentadas en lo que va del primer trimestre del año.

Preciso que van desde la violencia familiar, violencia sexual, económica, educativa en agravio de los menores.

Por lo que porcentaje va en la escala de los casos mensuales en promedio de 330 denuncias por violencia en diversas modalidades, dando una suma en el trimestre correspondiente a enero, febrero y marzo del 2022, alrededor de mil casos.

“De ahí, se considera el 40% que ha sido relativo en cuanto a la violencia”, acotó.

Para Arteaga, lo que existe mucho más, es el abandono de obligaciones que se traduce a violencia económica ejercida por alguno de los padres.

Momentos de intervención como Procuraduría del DIF

Arteaga detalla que la Procuraduría tiene contacto de tres formas para una intervención: la primera, “es cuando la persona viene directamente con nosotros a solicitarnos la asistencia psicológica e incluso legal y en su momento asistencia social; que son las investigaciones de campo que realizan las de trabajo social, esta es una de las maneras en las que nosotros podemos tener conocimiento de esos hechos”.

Mientras que la segunda, es “cuando la Fiscalía informa a nosotros que hay alguna investigación abierta por alguna situación de violencia familiar, sustracción de menores, abandono de obligaciones que se traduce a una violencia económica y es cuando nos pide que comparezcamos a imponernos en los autos a revisar esa carpeta y haber que medidas tenemos que tomar, que acciones tenemos que implementar para proteger los intereses de las víctimas, ya sea de los menores y en su caso papá o mamá quien prefiera ser víctima”.

Por último, la tercera intervención es “es únicamente para confirmar con todas las posibilidades o a través del equipo multidisciplinario que tenemos confirmar que efectivamente se está incurriendo el hecho que se dice delictivo; es decir, haciendo las investigaciones, dejando citatorios para conocer a las partes, conocer las versiones e incluso escuchar a los menores de parte los psicólogos, y que ellos, confirmen que existe ese hecho delictivo”.

A clara que cuando es así, lo que se les hace es les da la asistencia legal para que ellos comparezcan a deducir sus derechos a presentar la correspondiente denuncia. Siempre haciéndoles el recordatorio de que estamos a lado de ellos, por si requieren algo más de atención jurídica u otro tipo de asistencia psicológica.

¿Cómo ciudadano común que ha escuchado o visto violencia en contra de los niños pueden acudir al DIF a poner las denuncias?

Ante este planteamiento, responde Arteaga que: “Definitivamente que sí, lo manejamos de esa manera, hemos tenido algunos desde el inicio de nuestro en cargo (octubre del 2021), que nos han derivado. Cuando recibimos denuncias por teléfono o presenciales personas que dicen vengo a informar esto (SIC), y no quiero que tomen mis datos, no quiero que tengan información, mía y atendemos esas situaciones a través de las investigaciones primero y se les deja un citatorio para que comparezcan a declarar a la Procuraduría”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *