Por Agustín Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx

Altamira, Tamps.- La agrupación “Colectiva Feminista Mujer Manglar” emitió el exhortó de exigencia a la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas (SIC) para que se haga un investigación exhaustiva y se le brinde las medidas de protección a la periodista Norma Sánchez, Directora del medio informativo “aquí Tamaulipas” quien fuera agredida el pasado viernes por la funcionaria de Comunicación Social de Altamira de la Administración que conduce Armando Martínez Manríquez, Cynthia Jaime Castillo.

El posicionamiento de la agrupación se da durante la tarde-noche de este miércoles, luego de que en la mañana acudiera la periodista Norma Sánchez en compañía de sus abogados a presentar formal denuncia penal dentro del fuero federal, a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Fiscalía General de la República (FGR).

Manglar, retoma las cifras en que “México ocupa el segundo lugar en asesinato de periodistas, sumando siete tan sólo en lo que va del año y Altamira, ocupa el primer lugar en la zona sur del estado en violencia contra las mujeres por razones de género y en feminicidios, por lo que, permitir este tipo de agresiones y violencias a una periodista por el ejercicio de su profesión, la vulnera por su calidad de persona, pero se agrava ante su profesión y por razones de género”.

Antes de concluir, el posicionamiento remata exigiendo que “se tomen este caso con la seriedad correspondiente y se le ponga un freno al intento de callar la verdad con agresiones y amenazas”.

HECHOS

Norma Sánchez, quien se desempeña como reportera de Radiorama Tamaulipas; directora del sitio de internet Aquí Tamaulipas, así como representante de la Asociación de Red de Mujeres Periodistas del Sur de Tamaulipas, fue agredida el pasado viernes 18 del presente mes.

Sánchez presento denuncia formal ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Fiscalía General de la República (FGR) durante la mañana de este miércoles, en compañía de su abogado Norberto Morales, así como dos litigantes más.

Las expresiones ante los medios de comunicación fueron precisas y generalizada por el sigilo que se debe guardar en este tipo de investigaciones ante querellas; por lo que se limitaron a expresar que los motivos son: bloqueo para ejercer su desempeño como periodista en donde presiono a los empleadores de Radiorama Tamaulipas para que rompieran relaciones laborales y no cubriera fuente de Altamira; es decir, las noticias que se generan diariamente. Además, de que obstaculizaba su labor al negarle proporcionar la agenda de trabajo del alcalde de Altamira, Armando Martínez Manríquez.

Así mismo, expuso que fue reincorporada a Radiorama Tamaulipas al tener pleno conocimiento de los hechos los directivos de la Ciudad de México, sobre tal hostigamiento, generado por la directora de comunicación social en Altamira.

Cabe hacer mención que también durante la tarde, acudió en compañía de su abogado ante contraloría municipal; ya que la titular de la dependencia se habría puesto en comunicación con ella para saber de primera mano la versión: “ayer me llamó la contralora Teresa (Torres Amador), y me dice que las autoridades le han encomendado hacerse cargo del conocimiento de mi versión, y que ellos estarían investigando y actuando en consecuencia”.

Antecede, que ya presentaron tanto la víctima acompañada de sus abogados, queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que sea dicha instancia que se encargue de efectuar las indagatorias correspondientes.

NORMATIVIDAD VIGENTE

La Asamblea General de las Naciones Unidas, estableció en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948; 30 artículos esenciales que se vinculan a la defensa, protección y promoción de dichos derechos.

Tal es el caso, que en artículo 19, hace alusión a que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Así mismo en el Pacto de San José, el 22 de noviembre de 1969 durante la Convención Americana sobre Derechos Humanos, se establece el apartado de “Libertad de Pensamiento y de Expresión” en su artículo 13.

Mientras que en México existe la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas (Cámara de Diputados, 2012) en donde queda expuesto que se le otorgan las Medidas Preventivas, Medidas de Protección o Medidas Urgentes de Protección a la “Persona Defensora de Derechos Humanos: Las personas físicas que actúen individualmente o como integrantes de un grupo, organización o movimiento social, así como personas morales, grupos, organizaciones o movimientos sociales cuya finalidad sea la promoción o defensa de los derechos humanos”.

Así mismo resalta que “las agresiones se configurarán cuando por acción u omisión o en aquiescencia se dañe la integridad física, psicológica, moral o económica de: I. Persona Defensora de Derechos Humanos o Periodista; II. Cónyuge, concubina, concubino, ascendientes, descendientes, dependientes de las Personas Defensoras de Derechos Humanos o Periodista; III. Personas que participan en las mismas actividades desde el mismo grupo, organización, o movimiento social; IV. Los bienes de la persona, el grupo, organización, o movimiento social, y V. Las demás personas que se determine en la evaluación de riesgo”, (artículos: 2, 4, 8, 9, 17, 24 y 45 de la referida ley).

Y por otro lado, en Tamaulipas la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para el Estado de Tamaulipas, señala en su artículo 1, que dicha ley “es de orden público, interés social y de observancia general en el Estado de Tamaulipas y tiene por objeto establecer la Coordinación de las dependencias y entidades de la administración pública del Estado para implementar y operar las medidas de prevención y de protección que garanticen la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas en situación de riesgo como consecuencia de la defensa o promoción de los derechos humanos, y del ejercicio de la libertad de expresión y el periodismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *