El mandamiento judicial incluyó a las excolaboradoras del PRI capitalino, Claudia Priscila Martínez González y Adriana Rodríguez Regalado, a quienes también se les notificó del segundo proceso penal que enfrentan por el delito de trata de personas.


Ciudad de México.-
Una jueza penal del sistema tradicional o inquisitivo, adscrita al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), giró una nueva orden de aprehensión en contra del expresidente del PRI-DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por diversos delitos en materia de trata de personas en grado de tentativa.

Se trata de un segundo proceso penal que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) logra iniciar contra el dirigente priista por hechos ocurridos en 2014, lo que va a complicar su situación jurídica.

La nueva orden de captura fue ejecutada al también exdiputado federal del PRI en reclusión, dentro del penal federal “El Altiplano”, por lo que el día de ayer se le tomó declaración preparatoria y sus abogados defensores solicitaron la ampliación del plazo constitucional para presentar pruebas de descargo.

Por lo anterior, el plazo constitucional para que la Jueza Décimo Séptima Penal de la CDMX resuelva la situación jurídica del llamado Zar o Príncipe de la Basura se vence el próximo 22 de marzo, aunque es previsible que la audiencia solicitada por la defensa para presentar sus pruebas tenga lugar un día antes, para que la juzgadora de justicia tenga margen de tiempo para desarrollar su fallo.

El mandamiento judicial incluyó a las excolaboradoras del PRI capitalino, Claudia Priscila Martínez González y Adriana Rodríguez Regalado, a quienes también se les notificó del segundo proceso penal que enfrentan por el delito de trata de personas.

Al momento de comparecer ante la jueza de la causa, las dos mujeres se reservaron el derecho a declarar, mientras que el priista aceptó declarar.

Informes judiciales señalan que Gutiérrez de la Torre y sus coacusadas son imputados por el delito de trata de personas en agravio de dos víctimas de identidad reservada, por hechos ocurridos en marzo de 2014.

En el sistema penal vigente al momento de los hechos, la trata de personas representa un delito grave, por lo que deberán enfrentar el proceso penal privados de su libertad.

Debido a que Cuauhtémoc Gutiérrez y sus coacusadas están actualmente en prisión y sujetos a un auto de formal de prisión por tres modalidades del delito de trata de personas y un cargo de asociación delictuosa, la nueva imputación no les permitiría recuperar su libertad en caso de que fueran absueltos o liberados del primer proceso penal.

Cabe señalar que todavía está prófuga la exdiputada local del PRI y fallida candidata a diputada federal de ese partido, Sandra Esther Vaca Cortés, y el exsecretario de Finanzas y de Organización del PRI, Roberto Zamorano Pineda, coacusados de Cuauhtémoc Gutiérrez en el primer proceso penal.

 

Con información de Apro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *