Bloquean inicio de ciclo escolar

J. JESÚS LEMUS | NOTICIASPC.COM.MX

MICHOACAN.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cumplió su promesa: con el inicio del nuevo ciclo escolar regresó a los plantones, bloqueos y suspensiones de clases, pero no a las aulas. Las cifras de los alumnos que se quedaron sin clases chocan entre las versiones oficiales de los gobiernos estatales y las de la propia CNTE.

Mientras que para las administraciones estatales de Michoacán, Chiapas, Guerrero y Oaxaca el número de escuelas que no inició el ciclo de manera normal oscila entre el 2 y 5 por ciento de los planteles, afectando a poco más de 300 mil alumnos; para las dirigencias de la CNTE en esas entidades, más de un millón 230 mil estudiantes se quedaron sin clases.

Frente a esta situación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de su titular, Aurelio Nuño, lanzó un plan emergente para garantizar que los alumnos de los maestros del ala democrática no pierdan días de clases, y se anunció la impartición de cursos a través de televisión, que comenzarán a impartirse en los próximos días, en caso de persistir el paro.

De esa forma, la SEP pretende atender la escasez de maestros con la que inicia el ciclo lectivo 2016-2017, donde casi 79 mil 600 maestros decidieron seguir en movilización por rechazo a la Reforma Educativa, según reconocieron fuentes oficiales de los gobiernos estatales de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero.

Los primeros reportes oficiales de los gobiernos estatales, donde la presencia de la CNTE ha sido notoria en meses recientes, apuntaron a un inicio de clases con mínimas cifras de escuelas cerradas, pero la versión fue desmentida por Francisco Durán, vocero de la Comisión de prensa de la CNTE, quien aseguró que la convocatoria al paro de labores había sido “rotunda”, descalificando los intentos oficiales por desacreditar el movimiento.

El caso más evidente de la minimización de cifras fue la ciudad de México, donde la versión del Secretario de Educación, Mauricio Rodríguez Alonso, apuntó a una afectación menor, al considerar que fue un evento en “donde solo 40 escuelas no iniciaron actividades”.

Otros estados en donde surtió efecto el llamado a la no participación en el inicio del ciclo escolar 2016-2017, aunque en menor medida, fueron Sinaloa, Jalisco, Veracruz, Tamaulipas, Tabasco, Campeche y Estado de México, donde los gobiernos estatales calificaron como “normal, aunque con algunos retrasos”, el inicio de clases, sin emitir cifras ni estadísticas formales al respecto.

 

LA LUCHA SIGUE

En conferencia de prensa, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación reconoció, sin precisar tampoco cifras, que los estados que mayormente atendieron al paro convocado fueron Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, donde las estimaciones apuntaron a una paralización promedio de casi el 20 por ciento de los planteles de educación básica.

Daniel López Castellanos, vocero de la sección 7 de la CNTE en Chiapas, aseguró que las cifras del paro magisterial en el inicio del año lectivo en esa entidad “son muy distintas a las vertidas por el Gobierno del Estado”, asegurando que no son “unos cuantos los que protestan contra la Reforma
Educativa, como lo asegura el Gobierno estatal”, sino que el descontento es generalizado.

En Michoacán, de acuerdo a la versión del director de unidades regionales de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), Alberto Frutis, también se minimizó el movimiento, pero fue desmentido desde la dirigencia de la CNTE en la entidad, en donde se aseguró que fueron más de 700 las escuelas que no iniciaron el ciclo escolar en tiempo y forma.

En esta entidad, en el inicio de clases, el gobernador Silvano Aureoles, sin mencionar el problema se refirió a la movilización magisterial de la CNTE.

“Los cambios no son fáciles, siempre hay resistencias a los cambios por temores, por rebeldía, por rechazo, pero lo que estamos haciendo en materia educativa es indispensable para enfrentar los retos que tenemos hacia delante”, dijo.

Se dio a conocer que, en Michoacán, de acuerdo con el reporte de la estructura de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), este lunes inició sin contratiempos el ciclo escolar 2016-2017, al registrar actividades educativas normales en el 97 por ciento de los planteles en el estado, por lo que más de un millón de estudiantes se presentaron a su primer día de clases.

En Guerrero, de acuerdo a fuentes de la CNTE, fueron cerca de mil 100 las escuelas que no arrancaron este lunes el ciclo escolar, pero la versión oficial del Gobierno estatal apuntó que el número de escuelas sin inicio de clases no superó ni el 3 por ciento de todos los planteles educativos.

De la misma forma ocurrió en el estado de Oaxaca, en donde la CNTE refirió que más de 3 mil escuelas no abrieron sus puertas a este inicio de clases, en la mayoría de los casos contando con el respaldo de agrupaciones civiles y padres de familia que se han solidarizado con el movimiento, pero la versión oficial indicó que, en esa entidad, el inicio de clases se llevó a cabo con algunos contratiempos que no fueron detallados.

 

INICIO DENTRO DE LA NORMA

Oficialmente, para el Gobierno federal, al margen de la suspensión de labores, principalmente en los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, más de 25.7 millones de estudiantes de Educación Básica regresaron a clases, con la operatividad de 225 mil 919 planteles, tanto públicos como privados.

El ciclo escolar que inició en todo el país, será atendido, de acuerdo a la SEP, por un millón 211 mil 782 docentes, de los cuales un millón 45 mil 14 lo harán en escuelas públicas, en tanto que otros 166 mil 768 docentes lo harán desde planteles del sector privado.

Las cifras oficiales de la SEP establecen que para este ciclo escolar que ha iniciado con normalidad en la mayor parte del país, serán 23 millones 185 mil 754 estudiantes los que cursarán la Educación Básica en escuelas públicas, mientras que 2 millones 571 mil 410 alumnos lo harán a través de planteles privados.

 

 

#ReporteIndigo

Escribir comentario

Comentarios: 0