5 policías muertos y 6 heridos en Dallas por disparos de francotiradores

STAFF | NOTICIASPC.COM.MX

DALLAS, TEXAS.- Al menos 5 policías murieron y otros 6 resultaron heridos durante una marcha este jueves en Dallas, Texas (EE.UU.), organizada para protestar por la muerte de los afroestadounidenses Alton Sterling y Philando Castile a manos de agentes policiales esta semana.

El ataque, en el que un civil también resultó herido, fue llevado a cabo por al menos dos francotiradores armados con rifles en el distrito financiero de la ciudad, informaron las autoridades.

Tres personas están bajo arresto y un hombre que estuvo intercambiando disparos con la policía aparentemente murió luego de dispararse a sí mismo, reportaron medios locales.

Entre los agentes heridos, algunos se encuentran en condición crítica.

Según cifras del National Law Enforcement Officers Memorial Fund, se trata del día más letal para las fuerzas del orden en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001. Ese día murieron 72 agentes.

Las autoridades se encuentran inspeccionando el centro de la ciudad para determinar si hay explosivos, después de que un sospechoso dijera que había "plantado" bombas.

Max Geron, funcionario de la policía, señaló que la búsqueda tomaría "bastante tiempo".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó la muerte de los cinco agentes y calificó lo ocurrido como un ataque "vicioso, calculado y despreciable" contra la aplicación de la ley.

"No tiene justificación alguna", dijo Obama, quien se encuentra en Polonia para participar en la cumbre de la OTAN.

Según testigos que hablaron a los medios locales, durante la protesta se escucharon alrededor de una docena de tiros.

Brown indicó que se cree que los atacantes operaron de forma coordinada y que usaron rifles para perpetrar el ataque mientras que la manifestación se desarrollaba.

Según Brown, los francotiradores se posicionaron de forma triangular para rodear a los agentes policiales en el momento del ataque.

Luego del ataque, la policía mantuvo acorralado durante varias horas a uno de los sospechosos en el segundo piso de un garaje de un edificio en el centro de Dallas.

"El sospechoso no ha querido cooperar con los negociadores y ha estado intercambiando disparos durante 45 minutos", informó en su momento David O. Brown, jefe de la policía local.

Según Brown, el sujeto dijo que seguiría matando a más policías.

El sospechoso también les dijo a los agentes que "el final se acerca" y que había bombas puestas en los alrededores del edificio y por toda la zona.

"Es por eso que estamos siendo muy cuidadosos con nuestra táctica. No queremos que se comprometa a los ciudadanos ni a la policía", advirtió el jefe policial.

Las autoridades identificaron a uno de los policías muertos como el agente de tránsito Brent Thompson, de 43 años. Los otros cuatro todavía no han sido identificados.

Tres personas están en custodia policial: una mujery dos hombres que fueron detenidos tras ser vistos lanzando una bolsa camuflada a la cajuela de un automóvil.

Por el momento no hay más sospechosos.

Otro hombre que la policía estaba tratando como sospechoso, y de quien publicó una foto pidiendo ayuda para localizarlo, se presentó voluntariamente a las autoridades y fue posteriormente puesto en libertad.

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, les pidió a quienes trabajan en el distrito financiero de la ciudad que no se acerquen al lugar mañana.

Este jueves se han desarrollado manifestaciones en varias ciudades del país por la muerte esta semana de Alton Sterling y Philando Castile a manos de policías en los estados de Luisiana y Minnesota, respectivamente.

Además de Dallas, hubo marchas en Nueva York, Washington D.C. y St. Paul (Minnesota), entre otras, para denunciar el uso letal de la fuerza policial contra la comunidad afroestadounidense.

Las muertes Castile y Sterling entran en una larga lista de fallecimientos controversiales de afroestadounidenses a manos de la policía, lo que ha desatado un debate nacional sobre la violencia policial.

Philando Castille: murió este miércoles en Minnesota luego de haber recibido varios impactos de bala por parte de un policía que lo detuvo mientras conducía junto a una mujer y una niña.

Alton Sterling: murió por balazos de dos policías el día anterior en Baton Rouge, en el estado sureño de Luisiana.

Ambos incidentes fueron registrados en video.

Antes de que ocurriera el tiroteo en Dallas, el presidente estadounidense Barack Obama había dicho este jueves que "toda la gente de mente justa debería estar preocupada" por las muertes de negros afroestadounidenses a manos de policía.

Pero también dijo que había "extraordinario aprecio y respeto por la vasta mayoría de los oficiales de policía que arriesgan sus vidas para protegernos todos los días. Tienen un trabajo peligroso".

El mandatario se encuentra en Varsovia, Polonia, para asistir a una cumbre de la OTAN.

 

 

#Agencias

Escribir comentario

Comentarios: 0