Descubren “vicios ocultos” en propiedades del gobierno de Altamira

AGUSTIN PEÑA CRUZ | NOTICIASPC.COM.MX

ALTAMIRA, TAMPS.- A pesar de existir instrumentos oficiales tanto municipal y Estatal, y donde el mismo Congreso legislativo de Tamaulipas aprobó durante el periodo 2002-2004 siendo presidente de Altamira, Juan Genaro De la Portilla Narváez y Tomás Yarrington Ruvalcaba fungía en ese entonces como Gobernador de la Entidad; el primero conocido como el alcalde impulsador de invasión de predios, hoy despierta la sospecha de “vicios ocultos” que se ponen al descubierto en documentos públicos que muestran supuesta donación de una extensión de terreno cuyas proporciones son de 17 mil 659.60 metros cuadrados para la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) Altamira misma que ante el Registro Público de la Propiedad (RPP) aparece a nombre de un particular y motivo por el cual no pueden hacer uso de dicha posesión para la instalación de una planta potabilizadora de agua ubicada en la zona Miramar.

La regidora Dora Alicia Belfort Loyola, comisionada en Desarrollo Urbano hizo dicho hallazgo y lo calificó como un “vicio oculto” al error administrativo cometido durante el periodo 2002-2004, función pública que resaltó por la acción desmedida de invasión de predios a particulares y la tasa más alta de lotificación entre ellas; el sector de los Presidentes, Acapulquito, Huatulquito entre otras.

Y es precisamente en la colonia Huatulquito donde se ubica el predio señalado como donado a favor de la COMAPA Altamira; en el documento certificado expedido el día 2 de Diciembre del 2004, el cual reza de la siguiente mañera: El C. Reynaldo Castillo Portes, Secretario del R. Ayuntamiento Constitucional de esta ciudad de Altamira, Estado de Tamaulipas y su jurisdicción periodo 2002-2004. Hace constatar y certifica: Que en el libro de actas número 4 del R. Ayuntamiento Constitucional periodo 2002-2004, que se lleva en esta secretaria a mi cargo, se encuentra inscrita el acta de la sexta sesión ordinaria de cabildo llevada a efecto el día primero de diciembre del año dos mil cuatro, y el acuerdo que a la letra dice: Continuando con los asuntos de COMAPA, el Secretario del Ayuntamiento da a conocer también el oficio COM-AL-GG-060/04, de fecha 10 de Noviembre del año en curso(2004) enviado al C. Presidente Municipal por el C. Arq. Federico Guzmán Contreras, Gerente General de esta institución por medio del cual solicita la aprobación del H. Cabildo para ocupar en comodato una superficie de 17, 649. 359 m2  que se ubican en el área verde de la Colonia Huatulquito de este municipio, que de aprobarse se utilizará para la construcción de la Planta Potabilizadora que abastecerá la Zona Sur de Altamira y que se denominará Planta Potabilizadora “Miramar”, Sectores para los que actualmente se compra el agua en bloque a la COMAPA Conurbada de Tampico, Planta que al construirse vendrá a abatir los costos de Producción y Consumo en el abasto de estas Colonias. Por lo que una vez discutido y habiendo señalado por el C. Presidente Municipal y a la vez Presidente del Consejo de Administración de COMAPA-Altamira, la importancia que tiene la construcción de esta propone la Donación de Acuerdo de Cabildo de la superficie de terreno solicitada lo cual sería un apoyo de nuestra parte para COMAPA-Altamira para que continúe con los trámites ante Banobras por un préstamo para la construcción de la Planta Potabilizadora “Miramar” ya mencionada. Por lo que al solicitar el C. Presidente Municipal la votación personal y Directa de los Ediles la misma fue aprobada por unanimidad(…)”

Belfort explica que fue mediante un documento enviado hace seis meses de la COMAPA Altamira al gobierno municipal en el cual COMAPA está pidiendo que un terreno en cuestión que está en la Colonia Huatulquito para que se ratifique una donación que se hizo durante el periodo de Juan Genaro de la Portilla Narváez (2002-2004), dice.

Reveló que el cabildo de ese entonces, sesionó y le ceden en común acuerdo que como destino en aquella época era de equipamiento.

En aquel entonces eran polígonos muy grandes, llegaban los fraccionadores o los dueños, y cuando ellos deciden lotificarlo, se fraccionan en calles, avenidas y se destina un porcentaje al Estado, señaló.

Lo único que falto en esa operación es que un particular entregara las áreas con la escritura a nombre del Ayuntamiento, si eso hubiera sucedido, entonces el cabildo cuando decidió donarle a la COMAPA simplemente instruye por medio del acta de cabildo (todos la votan) para que el secretario del Ayuntamiento haga la pertinente, fue un trámite que se quedó varado, acotó.

Motivo por el cual, Jorge Eduardo Morris Delgado, Gerente de la COMAPA Altamira (actualmente) se da cuenta de dicha situación porque comentó que si la COMAPA tiene un predio a su nombre como un bien patrimonial, y por ende pueden hacer uso de un recurso público para el mejoramiento de las aguas residuales, en este caso quieren hacer la instalación de una planta potabilizadora, expuso Belfort.

Cabe hacer mención que en la colonia Huatulquito, es el limítrofe entre Altamira y Tampico, si bien es cierto la otra parte de ese terreno pertenece a Tampico, y es un bien que ya está escriturado a COMAPA Zona Conurbada y podrían utilizar el recurso para dicha COMAPA de Tampico pero piensa el Gerente de COMAPA Altamira porque no hacerlo en uso y destino en un predio de este municipio.

Precisa la funcionara que ese predio mide 17 mil 659.60 metros cuadrados, así lo dice la sesión de cabildo dónde se dona, el 23 de diciembre del 2004. Además resaltó que existe la donación en sesión de cabildo pero no se llevó acabo en lo ejecutivo porque falto eso (la escritura del particular cedida al gobierno de Altamira).

En entrevista para Peña-Cruz dice “Si se aprobó” – se le cuestionó- “¿Qué es lo que sucede porque COMAPA Altamira solicita al gobierno de Altamira nuevamente la donación del predio?”.

“COMAPA en un oficio solicita que se ratifique una decisión de cabildo del 2004”, acotó.

Según la edil, cuestionó al Gerente de la COMAPA Altamira, Eduardo Morris donde le solicito la razón de tal petición, a lo que obtuvo como respuesta que “ellos no pueden hacer uso de ese bien ante el Registro Público de la Propiedad porque no tienen registrado dicho terreno ya que es ese bien aún sigue siendo del Ayuntamiento”, detalló.

No obstante, Belfort en su indagatoria comentó que acudió al departamento de Catastro a verificar y fue ahí en esa área donde se dieron cuenta que ese predio aún está a nombre de un particular.

¿Y el particular, fue el que donó inicialmente el terreno al gobierno?, -se le preguntó- “Si porque todos los fraccionadores tienen una proporción de terreno y cuando ellos quieren fraccionar deberán donar el 60 por ciento a equipamiento, áreas verdes, calles, banquetas entre otros; entonces esa parte es una área de equipamiento”, dice.

¿Quiere decir que la donación de terreno tiene fallas de origen o vicios ocultos desde la Administración Pública de Juan Genaro De la Portilla (2002-2004)?, -respondió- “Pues sí, aunque no sé a lo mejor el particular hizo algo en ese periodo, no sé si eso se viene arrastrando de más atrás.

“Bueno, independientemente de eso, el Gobierno (2002-2004) aprueba un bien e inmueble de un particular”, se le planteó a la presidenta de Desarrollo Urbano misma que respondió: “Que muchas áreas verdes siguen siendo de los fraccionadores, la palabra “entregar” significa que en escrituras se entrega tanto, y cuando se entrega se dice Municipio de Altamira entonces es cuando el gobierno va al RPP y lo registra”.

En este caso, si ustedes de la Comisión de Desarrollo Urbano no hubieran corroborado se hubieran percatado de esta anomalía y se pudiera pensar que el gobierno de Altamira en la administración de aquel entonces del periodo 2002-2004 dirigido por Genaro De la Portilla no registró ante el RPP, -se le planteó- “Así es, fue un error administrativo no tanto de los regidores porque los del cabildo tienen la acción legislativa.

Reconoció Belfort que independientemente eso, la comisión que preside, si lo hizo porque como persona documento que le llega a sus manos, documento que investiga. Asimismo acepta que si únicamente se hubiera ratificado la aprobación del acta de cabildo sometida en el periodo de Genaro De la Portilla estuvieran cayendo en la misma falla de origen, a la que calificó como un “vicio oculto”.

Para la regidora la figura que integra en el petit comité motiva hacerle el planteamiento al alcalde actual de Altamira, Armando López Flores en asuntos turnados en su informe de comisiones, le cuestionará “¿A quien instruye usted para que sea una comitiva que vaya a platicar con el particular?”, -sigue- los fraccionadores obviamente lo van a entregar no está en tela de juicio que no vaya a suceder eso, dice.

Reveló que no ha ido a buscar en su carácter de funcionaria al particular porque precisamente tiene que informar a la autoridad los avances, y el momento idóneo y correcto es en una sesión de cabildo ya que de esa manera quedara asentada su participación.

Escribir comentario

Comentarios: 0