¿Escuelas de calidad?; la vocación les hizo falta

AGUSTIN PEÑA CRUZ | NOTICIASPC.COM.MX

ALTAMIRA, TAMPS.- Tras celebrarse en días pasados los XV años de las “Escuelas de Calidad”, y haber concluido el proyecto al par de finalizar el ciclo escolar 2015-2016, regidora Agustina Mora Cruz asegura que la infraestructuras en las aulas son las idóneas pero falta calidez en los plantes aludiendo la falta de convicción de los maestros ante las exigencias de la reforma educativa.

Sin embargo,  considera que iniciando con el nuevo ciclo escolar dará comienzo otro proyecto similar por parte de la Secretaria de Educación Pública.

Para Mora durante los quince años el panorama que dejan las escuelas de calidad, -opinión de profesora jubilada hace tres años y  funcionada en la materia- señala que: “Escuelas de calidad vino a complementar todo aquello que faltaba en lo material en las aulas de los planteles, y ese complemento mejora las condiciones de la educación porque estando en alumno más conformado con mejores aulas, aire acondicionado, mejoras en las techumbres, mejores eléctricas(…) Todo eso era de una manera tripartita donde participaba la Federación, Estado y Municipio”.

Resaltó que existieron escuelas en las que se vieron beneficiadas hasta por el monto de 150 mil pesos cuando se inició el proyecto de escuelas de calidad, y con eso siento que durante los 15 años las escuelas mejoraron en mucho, la calidad educativa.

La funcionaria señala que la educación ha mejorado en Altamira porque durante años se ha obtenido primero lugares en los concursos nacionales donde los alumnos saludan al Presidente de la Republica.

Según Mora el rezago educativo ha disminuido y reconoce que no ha sido aún cien por ciento porque existen altibajos con las situaciones que no se logran entender entre la calidad y la calidez que hace falta como años anteriores.

Antes la calidez contemplaba en que el maestro iba hasta la casa del alumno para saber porque el alumno está faltando, porque no se está llevando bien con sus compañeros, porque no está poniendo la atención debida en las clases, porque está llegando tarde, porque no convive con sus maestros o compañeros; eso es porque el niño también quiere calidez.

¿Les falta vocación a los maestros hoy en día?, -se le preguntó- “Considero que el maestro no tiene el tiempo porque está estudiando una licenciatura, maestría, doctorado para lograr un status y con ello tener un escalafón asimismo lograr pasar los examen de conocimiento, los maestros necesitan estar más preparado”, dice.

¿Y antes no se preparaban los maestros?, -se le cuestionó- “Lo que pasa es que no había esa cuestión de exigencia, antes se terminaba la normal y el profesor estaba frente al grupo, difícilmente se podía seguir estudiando porque se les mandaba las rancherías y lugares apartados, no había manera de seguir preparándose”.

Por último se le exclamó: ¿Compromiso ó vocación?. “Hace falta más vocación porque la calidez, el apapacho(sic) que él niño necesita porque su mamá no tiene tiempo de dárselo o papá no está en la casa, dáselo tu como maestro. Y aseguro que ese niño que no ponía atención ni nada tendrá un cambio tremendo”.

Escribir comentario

Comentarios: 0