Voltaje electoral

JESÚS LEMUS | NOTICIASPC.COM.MX

CIUDAD DE MÉXICO.- Alejado cada vez más de la influencia de la que fuera su fundadora, a casi 11 años de su nacimiento, el Partido Nueva Alianza –el que un día fuera el PANAL de la Maestra Elba Esther Gordillo-, no solo se niega a morir, sino que se apunta como una de las fuerzas política que podría resurgir tras los comicios del próximo 5 de junio.
El Comité de Dirección Nacional del PANAL, que encabeza Luis Castro Obregón, le apuesta al fortalecimiento del voto del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) y la infalible alianza electoral que ha tenido con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
“Nosotros hemos ido en alianza en las elecciones locales y hemos ido solos en las federales. En las locales hacemos alianzas basados en algunas variables (…) entre ellas la plataforma política, como por ejemplo la educación gratuita laica y obligatoria”, asegura Castro.
El dirigente señaló que a pesar de que las alianzas suelen ser criticadas se debe de hacer saber al elector cuál es la conveniencia de este tipo de coaliciones.
“¿En qué les sirve la alianza a los electores? En que tenemos que quitar nuestra parte más radical para que lo que tenemos en común sea lo que podamos ofrecer, y sea de beneficio”.
De acuerdo a la cifras del Instituto Nacional Electoral (INE), para el presente año, el PANAL cuenta con un fondo ligeramente mayor a los 371 millones de pesos, pese a que en las elecciones de los 13 estados que están en curso, en ninguna presenta un candidato abanderado en forma autónoma; en 12 estados el PANAL llega con candidatos en conjunto con el PRI, Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y hasta con el Partido del Trabajo (PT). Solo en Puebla se alió con el Partido Acción Nacional (PAN).
En todas las alianzas pactadas por el PANAL, la mayoría de los gastos de campaña son cargados al partido mayoritario. El Partido Nueva Alianza se compromete solo a realizar gastos “extras” de publicidad y algunas movilizaciones sociales para los mítines políticos. La mayor parte de sus recursos se destinan a gasto capacitación de “los cuadros de base” y difusión de su ideología.
Pero a pesar de ello, en el Comité Ejecutivo Nacional del PANAL, existe la convicción de que al término de las elecciones del 5 de junio próximo, “el partido resulte más fortalecido”.
Los votos del magisterio, ha reconocido Luis Castro, son importantes. Ellos han ayudado al PANAL a fortalecerse.
“Porque el voto del magisterio es por convicción y no por obligación. No hay un sólo partido político, no hay un sólo actor político que pueda manipular a los maestros y maestras”, señala.
En esa tesis finca la posibilidad de que su partido surja como una fuerza política de opción real para la ciudadanía a partir de los próximos comicios.


SU JUGADA MAESTRA
El Partido Nueva Alianza es el principal partido político en México que ha fincado parte de su actividad política sobre la base magisterial. El padrón registrado ante el INE revela que ese organismo político cuenta con una base militante de 480 mil 343 votantes, de los que al menos 300 mil de ellos son maestros plenamente convencidos de la ideología de ese partido.
Esos más de 300 mil maestros adheridos a las filas del PANAL, serán el fiel de la balanza. Son los que estima la dirigencia nacional de este partido, les darán la ventaja a los candidatos de coalición con Nueva Alianza, pues existen entidades –a decir de la dirigencia nacional- que definirán el triunfo electoral con menos de 50 mil votos, y esos votos serán los que aporte el Partido Nueva Alianza.



GASTOS DE  ESTRATEGIA
De acuerdo a la Unidad Técnica de Fiscalización de la Dirección de Auditorías de Partidos Políticos del INE, en 2015 el PANAL justificó un gasto de 16 millones 788 mil 800 pesos con 44 centavos en tareas destinadas a la capacitación de sus cuadros y difusión de su quehacer político e ideológico.
Los proyectos encomendados a Juan Luis Salazar Gutiérrez, Gloria Verónica de Guadalupe Chalé Góngora y Luís Alejandro Herrera Pérez arrojaron un gasto de 496 mil pesos en cursos de capacitación a 660 personas, a las que se les instruyó sobre “conocimientos básicos sobre equidad de género que puedan definir estrategias que apoyen y dinamicen una cultura de igualdad”.
También se justificó un gasto por un millón 699 mil 784 pesos con 86 centavos en un curso de “Educación y Capacitación Política”, aplicado a un grupo de militantes. En tanto que destinaron 14 millones 593 mil 615 pesos con 62 centavos para la edición de “La Revista Voz Alianza” y “La Revista Mexicana de Cultura Política NA”.
También se gastó, como parte de las labores de educación y capacitación política, un millón 075 mil pesos para la realización de un Diplomado en “Género y Gobernanza”, encaminado a “favorecer liderazgos en posiciones de poder y para la toma de decisiones en todos los ámbitos de los poderes legislativos y ejecutivos federales y estatales”.
De la misma forma se aseguró ante el INE por parte del área de finanzas del PANAL, que para la elaboración de materiales didácticos del Movimiento Nacional de Jóvenes (Diseños del programa de trabajo), se hizo un gasto de 35 mil pesos.
El reporte de gasto detalla que el tallerista que llevó la sesión de trabajo cobró un monto de 67 mil 666 pesos con 28 centavos. La renta y logística de ese evento tuvo un costo de 522 mil 118 pesos con 58 centavos.
Otro gasto fue el que se hizo para la edición e impresión de la investigación denominada “10 Años de Construcción Democrática”, que engloba los logros del partido desde su fundación.

La lectura, observaciones y ajustes a texto original de ese trabajo tuvo un costo de 385 mil pesos, el diseño editorial e impresión costó un millón 038 mil 100 pesos, en tanto que la sola presentación del proyecto erogó 85 mil pesos.


CLAVE PARA EL TRIUNFO… DE OTROS
El partido Nueva Alianza, Panal, no presentará ningún candidato propio en las 12 gubernaturas que están en disputa el próximo 5 de junio, y sin embargo, no dejará de ser un actor importante en el proceso.
En algunos estados, los votos que Nueva Alianza aportará al PRI podrían ser la clave para apuntalar a sus candidatos. En Aguascalientes y Chihuahua, por ejemplo, Nueva Alianza es la tercera fuerza política, solo por debajo del PRI y el PAN.
 Nueva Alianza acudirá en alianza con el PRI y el Partido Verde en 11 de los 12 estados que definirán a su gobernador, a excepción de Puebla, donde el cálculo político los decantó a hacer una alianza con el candidato panista Tony Gali.
En Puebla, el partido del magisterio ha tenido más votos que el PVEM. Nueva Alianza ganó en el 2015, 12 mil 496 votos más que el PVEM, hecho que lo convierte en el aliado más poderoso del panismo poblano.
En Hidalgo, enclave del priismo, son parte de la alianza que busca llevar a la gubernatura al priista Omar Fayad, amplio favorito.
Hidalgo podría ser la gran sorpresa en 2016, pues en las elecciones federales Nueva Alianza se ubicó en quinto lugar, pero por una mínima diferencia de votos.
En otras entidades, aunque no representa una de las mayores fuerzas políticas, Nueva Alianza podría dar más votos al PRI que su aliado más visible, el PVEM.
En 2012, tras las elecciones federales, aprovechando el empuje de su candidato presidencial, Gabriel Quadri, lograron ganar 10 diputaciones por la vía plurinominal, lo que los colocó en una posición privilegiada para negociar el voto de su bancada.
De esta forma, Nueva Alianza podría superar en las elecciones de junio al Partido Verde colocándose como bisagra en las negociaciones de temas importantes que pueden proyectar su plataforma política.
Para ello se sirve de su mejor baza, el voto duro de los maestros, que sabe que puede ayudar a inclinar una elección, factor que les ha ayudado a conseguir un lugar en la mesa de negociaciones.



LA FUERZA
La fuerza del PANAL, explicó el politólogo Jesús Romero, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, radica en que ha sabido negociar su minoría: sabe dónde vender el mínimo porcentaje de votos, que por lo general siempre le resultan de utilidad a los partidos grandes para alzarse con el triunfo.
“Eso mismo ha ocurrido en la cámara de diputados, donde los legisladores del PANAL –al lado de los del Verde Ecologista de México- son siempre necesarios para hacer del PRI una mayoría, que termina imponiéndose en las decisiones legislativas del país”.
Sin el PANAL, explicó, no hubiesen sido posibles las reformas estructurales del país, propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto.



EL PANAL DE LA FAMILIA
René Fujiwara Montelongo, nieto de Elba Esther Gordillo, era perfilado para hacerse del control del Partido Nueva Alianza, pero las circunstancias le resultaron adversas.
El encarcelamiento de la dirigente del SNTE, en el 2013, y el reciente fallecimiento de su tía Mónica Arreola Gordillo, senadora del PANAL, lo dejaron sin posibilidad de seguir con su carrera.
Por presiones al interior del partido se alejó de la posibilidad de buscar otros cargos de elección popular, y renunció a la candidatura por la diputación local en el distrito XX de la Ciudad de México,
apenas el año pasado.
Advirtió de “equilibrios al interior del partido” que no le favorecían.
La llegada de Alfredo Valles Mendoza como secretario general del PANAL, se observa desde afuera como un intentó de Gordillo por retomar el control de su instituto político.
Aunque también existe la version de que su llegada es para quitar el sello de partido familiar.

DIPUTADO MILLONARIO
Al diputado del PANAL José Bernardo Quezada, se le atribuye la compra de bienes raíces en Estados Unidos por un monto cercano a los 8 millones 200 mil dólares. Para esto habría utilizados prestanombres de entre su familia.
La investigación que sobre el caso apunta a que Quezada, desde su posición de funcionario del SNTE, se habría beneficiado con la empresa Etesa, una financiera propiedad de su esposa y de su suegro, la que él mismo colocó como prestadora de servicios para los maestros del sindicato.
Esta financiera, que pese a las investigaciones no ha sido suspendida de sus actividades, presuntamente sigue logrando altos ingresos por usura, al aplicar cobros de intereses por hasta el 150 por ciento de lo prestado a los maestros.
Con el aval del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación los cobros de intereses se hacen directos sobre el cheque de nómina.
Esa situación hizo que los profesores que solicitaron créditos llegaran a la cartera vencida, la que fue rescatada por el Gobierno Federal, a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), a instancia del legislador José Bernardo Quezada, aun en su calidad de funcionario del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
A Quezada se le han podido atribuir la adquisición de 11 condominios, un edificio de 36 pisos, dos plazas comerciales y al menos un hotel de lujo en el estado de Florida, y aunque no ha sido llamado a declarar, la Dirección Nacional de Nueva Alianza le solicitó que cualquier defensa legal la haga sin ostentar el fuero constitucional.

 

#ReporteIndigo

Escribir comentario

Comentarios: 0