AMX crece en México pese a las regulaciones asimétricas

NICOLAS LUCAS | NOTICIASPC.COM.MX

Ciudad de México, D.F.- Con la pérdida neta de 2,900 millones de pesos anunciada para el tercer trimestre del año, América Móvil no tendría por qué temer fallos en su negocio, sino un complicado escenario que es resultado de una combinación de distintos factores como de tipo cambiario, de lento crecimiento económico y por distintas regulaciones que pesan en las naciones donde opera la compañía, y que terminaron por significarle entre julio y septiembre su primera pérdida en casi 15 años, pues desde el último trimestre del 2001, cuando perdió 1,483 millones de pesos, AMX no reportaba números rojos en su resultado final.

Esta conjunción de factores adversos fue lo que rompió la racha positiva de 54 trimestres consecutivos en los que América Móvil había venido reportando números positivos en su resultado neto, y no sólo la política de regulación asimétrica que pesa sobre esa compañía desde el 2013 para el caso mexicano.

Más allá de las desapariciones de cobros, como la tarifa de larga distancia nacional que suponen impactos económicos para AMX en México, la empresa enfrenta también una serie de políticas específicas, como las de interconectar a sus competidores bajo criterios establecidos por el IFT y que AMX los califica como de subsidio a favor de la competencia, todo sumado también a un nuevo ambiente competitivo por la llegada del AT&T al mercado móvil mexicano.

De acuerdo con su último reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, AMX no ha dejado de crecer en los lucrativos segmentos de valor agregado, lo que evidencia que la compañía ha logrado identificar oportunidades en medio de los factores adversos.

Hasta el 30 de septiembre pasado, América Móvil reportó 94.7 millones de accesos totales en México, y junto con Brasil, donde en septiembre llegó a 107.1 millones de cuentas totales, este país representó el 55% del negocio de la compañía.

En México, el conglomerado de telecomunicaciones atiende a 73 millones de suscriptores móviles y a 21.7 millones en fijos; en el último trimestre ganó 361,000 clientes móviles, entre prepago y pospago, y conectó a 103,000 cuentas más en el segmento fijo. Mientras, su base de clientes de pospago aumentó 10.9% entre julio y septiembre.

Estos datos positivos, entre otros, pues en el rubro de ingresos por la colocación de equipos como teléfonos y otros dispositivos, AMX reportó entradas por 11,131 millones de pesos, 49% más que un año antes, le permitieron a la compañía ingresar 68,138 millones de pesos en todo el tercer periodo del año en México, apenas 0.7% más que en el mismo trimestre del 2014, cuando entonces reportó 67, 658 millones de pesos.

Estas cifras que parecen afables han permitido que la empresa ensanche su red de fibra óptica hasta los 213,000 kilómetros para soportar su oferta de servicios de valor agregado, casi 20,000 kilómetros más que en octubre del 2014.

Pero AMX reconoce retos en México y por tanto hace dos semanas solicitó vía su reporte financiero se le permita ingresar al negocio de la televisión de paga, donde cuatro de sus grandes competidores directos en el negocio fijo o móvil ya operan o tienen posibilidad de ofrecer este servicio: AT&T, Grupo Televisa, Megacable y Movistar

AMX también ve caídas en su segmento de servicios y de líneas fijas, de 3.3 y de 4.6%, respectivamente, en el tercer trimestre del año.

“El crecimiento de los ingresos de datos se aceleró en el tercer trimestre comparado con el trimestre anterior que fueron de 10.7% y 7.0% en la plataforma móvil y fija, respectivamente”, también comentó la empresa en su último reporte financiero, en el que también informó que América Central ha surgido como una nueva región de crecimiento “y ha incrementado su ritmo de crecimiento en los últimos trimestres comparado con la experiencia en América del Sur, que ha disminuido debido a la desaceleración económica y a la caída de los precios de los commodities”.

Escribir comentario

Comentarios: 0