Agustin Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx
Grupo PEÑA-CRUZ

México se vuelve a colocar en el observatorio político y diplomático a nivel internacional, la filtración de herramientas informáticas en espionaje por parte de Estados Unidos a través de su Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en ingles). Muestra claramente que el país Norteamericano no confía en los gobernantes, en la política interna y quiere tener un pie adelante en las relaciones “diplomáticas”.

La política de Estado de EE.UU ha sido mantener “cautivo” a los países aliados estableciendo “cables diplomáticos”  en las oficinas centrales -mediante el espionaje-, donde los gobernantes toman decisiones importantes al grado de tener información clasificada e inaccesible por parte de los ciudadanos.

Francia marco su postura considerando “totalmente inaceptable” el espionaje a millones de ciudadanos en el país y solicito al gobierno de Estados Unidos, “una respuesta tangible” y rápida que demuestre que esas prácticas han terminado.

En México, el ex presidente Felipe Calderón solicito a la cancillería mexicana trasmitir su “enérgica condena por el espionaje” –al que fue expuesto- durante su mandado (2006-2012).

Estados Unidos, a través un representante del Departamento de Estado de Estados Unidos señalo a la cadena estadunidense CNN, que “los gobiernos de México y EU discutirán los reportes de espionaje por los canales diplomáticos”.

El escandalo se da, luego de que el domingo pasado,  el diario alemán Der Spiegel tomara como base documentos proporcionados por Edward Snowden donde señalan que la NSA había espiado correos electrónicos de Calderón (2006-2012) y de sus integrantes de gabinete además de filtrarse en un servidor de la presidencia.

 

¿PORQUÉ ESTADOS UNIDOS ESPIA A MEXICO?

El gobierno Norteamericano sabe más de política interna sobre México que los propios legisladores. Estados Unidos considera a México como un aliado estratégico en el combate de los estupefacientes pero tiene desconfianza por el grado de corrupción que subsiste en las dependencias gubernamentales –un vicio convertido en cultura- que no genera otorgarle todos los votos de confianza.

A pesar de que el gobierno de Felipe Calderón, uso como estandarte dos slogans gubernamentales uno social y el otros de política interna. El primero “vivir mejor”, solo quedo como sueño de millones de habitantes que viven en pobreza extrema principalmente los más apartados localizados en los Estados de Oaxaca, Chihuahua y Coahuila. El segundo “lucha frontal contra el crimen organizado”, el gobierno tomo acciones de dar “palo de ciego” -sin discriminar claro-, era frontal aunque se discutió que no había estrategia esté –expresidente- defendió de que si la había; tan frontal estuvo, que las estadísticas muestran que aumento la ola de violencia en todo el país y arrojo más de 60 mil muertes hasta julio del 2012.

En Julio del presente año, el rotativo “Excelsior” publico que Felipe Calderón acepto en el año 2007 a EE.UU instalar en México varios equipos de espionaje, los cuales tenían la facilidad de “disuadir, prevenir y mitigar” el narcotráfico y el terrorismo. ¡Ahora se sorprende de estas prácticas!.

Dichos equipos, según el diario permitía controlar más de 60 mil llamadas de forma simultánea, y la última autorización para este tipo de operaciones se otorgó en abril del pasado año, dirigiendo el país Enrique Peña Nieto.

 

¿PORQUÉ MEXICO NO RECLAMA AL ESPIONAJE?

Para algunos especialistas en México, el gobierno no reacciona contra el espionaje por las relaciones estrechas que se viven con el vecino país del norte.

Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) asegura que “El gobierno mexicano es tremendamente cuidadoso con las decisiones que toma”, y no es sencillo plantear una postura como lo ha hecho Brasil y Francia porque la relación con Estados Unidos  ha sido muy compleja.

Tan compleja  ha sido la relación que Felipe Calderón colaboro con el gobierno estadunidense para montar su agencia de espionaje en nuestro país, y es el mismo gobierno quien lo espió durante su sexenio.

Mientras tanto, Enrique Peña Nieto, fijo la postura rotunda y contundente de no hablar más del tema del espionaje, en Guadalajara, Jalisco dice “lo que tenía que decir ya lo dije”.

La respuesta se antepone por el evento efectuado en septiembre pasado, en el G20 cuando se reunió con el presidente Barak Obama en Rusia, ahí exigió una investigación sobre las presuntas acciones de espionaje de las que él mismo fue objeto en 2012 cuando era candidato.

Sin embargo, en la Cumbre de Negocios 2013 que se lleva a cabo en Jalisco, el comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón sentenció “entre países debe existir un profundo respeto, y esto que se interprete de la manera que debe de interpretarse (…) Cada quien que le ponga el saco que le convenga, dice a CNN México.

La respuesta que da Mondragón es más que clara. La indulgencia política, es primero ante cualquier situación que ponga en riesgo la soberanía nacional y la trasgresión de nuestros derechos universales como la privacidad.

Mi amable lector nos vemos en la próxima, mi correo electrónico es agustin@noticiaspc.com.mx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *