Agustín Peña Cruz | Noticiaspc.com.mx

Grupo PEÑA-CRUZ

Los malos vicios financieros en las tres órdenes de gobierno Municipal, Estatal y Nacional, no es una actividad nueva sino que viene de antaño. Los clásicos comprobantes fiscales que se desprenden de empresas amigas y la triangulación financiera también llamada “simulación fiscal”. Son actividadeslícitass que resultan ser ilícitas por el simple hecho de beneficiar a unos cuantos, y de las cuales se obtienen grandes dividendos; al par, que en términos contables están bien cuadrados.

“El caso de Tabasco”,  no ha dejado sorprendido a nadie, porque se habla sobre un supuesto“lavado de dinero” en Yucatán por parte del ex secretario de Finanzas del ex gobernador Andrés Garnier Melo, José Saiz Pineda. Hecho por el cual, los gobiernos caen en inconsistencias durante las revisiones sobre las cuentas públicas, gobierno van y gobiernos vienen con las mismas prácticas.

La Procuraduría General de Justicia de Tabasco (PGJT) acaba de ventilar que investiga sobre la adquisición de inmuebles ejidales y particulares en Yucatán, efectuados con recursos del erario por parte de Sain Pineda, junto con un grupo de operadores, entre ellos algunos familiares.

Según las indagatorias esta “bajo la presunción de que posiblemente se encuentren con 

operaciones de recursos de procedencia ilícita”.

La PGJT aclaro que las pesquisas están dentro del desfalco al erario cometido por el ex gobernador Andrés Garnier donde también esta incluido el hijo (Fabián Garnier Calles).

Lamentablemente, México al tener trámites burocráticos que resultan ser tardados promueve la corrupción y nepotismo de servidores públicos.

Otra mala práctica, es la declaración patrimonial de funcionarios y servidores públicos que no 

son visibles para ciudadano, muy a pesar de existir la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, y la obligación de mostrar datos con carácter de mismo índole.

La incongruencia de esta ley,  es señalar transparencia y hacer publica toda actividad propiamente de los gobiernos. Sin embargo quienes están al frente de las dependencias encargadas de publicar vía Internet han hecho objeción de negativas con artículos que respaldan la protección de datos personales y/0 de carácter reservados, cuando propiamente la requisición de información se desprende del interés ciudadano para el escrutinio público.

Para evitar los malos manejos en las finanzas públicas, deberían estar obligadas las dependencias gubernamentales en informar a detalle los estados financieros en forma mensual, las obras que se licitan por adjudicación directa (que son muchas), quien desarrolla la obra y cuantas ha realizado para el mismo gobierno.  No tan solo eso, las instancias correspondientes de transparencias deben de estar descentralizadas y no depender directamente de los gobiernos. 

De esta forma, no se estaría cayendo constantemente en la especulación de “lavado de dinero” con el erario público y las prácticas de corrupción que impera en el país.

Mi amable lector nos vemos en la próxima, mi correo electrónico es agustin@noticiaspc.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *